Víctima de Héctor O’Neill alega que la relación era violenta

Víctima de Héctor O’Neill alega que la relación era violenta

El exalcalde de Guaynabo, Héctor O'Neill, no emitió comentarios a su llegada al Tribunal de Primera Instancia de Bayamón junto a sus hijos Héctor y Mike O
El exalcalde de Guaynabo, Héctor O'Neill, no emitió comentarios a su llegada al Tribunal de Primera Instancia de Bayamón junto a sus hijos Héctor y Mike O"Neill. (GFR Media)

"Yo no quiero verlo, honorable, por favor".

Así afirmó llorando la primera testigo que se presentó hoy en la vista preliminar contra el exalcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill. Se trata de la policía municipal de Guaynabo que realizó la denuncia de hostigamiento sexual que dio inicio a este proceso judicial.

La transmisión en vivo regresa a la 1:30 p.m.

El abogado del exalcalde, Harry Padilla, de inmediato, reclamó el derecho de ver la reacción de la testigo. La jueza del Tribunal de Primera Instancia de Bayamón, Sariely Rosado Fernández, a cargo de los procesos, determinó que la acusada tendría que mirar hacia los abogados y fiscales.

Con este incidente arrancó hoy la vista preliminar en el que al otrora líder de los alcaldes del Partido Nuevo Progresista (PNP) se le juzgará por cargos relacionados a la Ley de Ética, violencia doméstica y actos lascivos, entre otros.

A preguntas del fiscal especial independiente Guillermo Garau, la mujer policía afirmó que comenzó una relación sentimental con O'Neill entre finales del 2009 o inicio de 2010 hasta octubre de 2014, pese a conocer que este estaba casado.

Señaló que al año de comenzar la relación, comenzó a tener problemas con el exalcalde.

"Al año de empezar la relación, se tornó violenta. En ocasiones me golpeaba y me obligaba a tener relaciones aunque yo no quisiera", señaló la mujer, al comenzar nuevamente a llorar.

Sostuvo que "le tenía terror" a O'Neill, pues "era un hombre tan poderoso". Sin embargo, alegó que aguantó en la relación por temor a perder su empleo.

Sigue las incidencias

La supuesta víctima también contó que conoció al exalcalde en un momento que se le acercó para solicitarle ayuda para poder ubicar a su hija en un Head Start de Guaynabo. Para ese momento, O'Neill tendría entre 64 a 65 años y supuestamente "tenía problemas matrimoniales", dijo.

Posterior a estos señalamientos, la mujer se afectó emocionalmente. La jueza determinó recesar los trabajos hasta la 1:30 p.m.

Por otro lado, a su llegada al tribunal a eso de las 8:30 a.m., O’Neill guardó silencio. Este estuvo acompañado de sus hijos, el expresidente de la Autoridad Metropolitana de Autobuses (AMA), Mike O’Neill, y el exdirector de Asuntos de la Juventud, Héctor O'Neill.

Padilla, por su parte, señaló que no discutiría la prueba públicamente.

Este proceso judicial es público y transmitido en directo por el Programa Experimental para el Uso de Cámaras Fotográficas y de Equipo Audiovisual de Difusión por los Medios de Comunicación en los Procesos Judiciales.

Sin embargo, durante esta vista preliminar, que continuará mañana y el próximo 7 de mayo, se impusieron condiciones sobre el testimonio de dos de las presuntas víctimas del exalcalde.

La jueza Rosado Hernández determinó el pasado 28 de marzo que, durante el testimonio de la policía municipal que hizo la denuncia inicial contra el exalcalde, el público y la prensa serán excluidos de sala, aunque el audio de su declaración fue transmitida.

Esta fue la primera testigo en desfilar en sala. Está acompañada de una intercesora de la Procuraduría de las Mujeres. Su esposo también se encuentra entre los testigos.

Por otro lado, con relación a la segunda víctima, la jueza determinó que las cámaras no podrán enfocar su imagen, pero la prensa podrá estar presente. Esta testificará el próximo lunes y también tendrá como apoyo a una intercesora de la Procuraduría de las Mujeres.

El Departamento de Justicia inició una investigación a principios del 2017 contra el exalcalde luego de que trascendió públicamente que una policía municipal había presentado una querella administrativa en su contra por hostigamiento sexual. La denunciante retiró la querella tras alcanzar un acuerdo con O’Neill por $350,000.

O'Neill renunció en junio pasado en medio de la controversia y tras el referido que le hiciese Justicia al Panel del Fiscal Especial Independiente (PFEI) para que analizara la posibilidad de radicar cargos en su contra.

El pasado 12 de diciembre, el juez Roberto ParésQuiñones encontró causa para arresto contra O’Neill en siete de 11 cargos criminales radicados en su contra.

Se le impuso una fianza diferida de $10,000 por cada una de las dos violaciones a la Ley de Ética y $30,000 en los otros cargos.

El exalcalde se expone hasta 25 años de prisión de ser hallado culpable.

Los fiscales especiales independientes en este caso son Garau y Leticia Pabón.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.