Maite Oronoz rechaza un proyecto que reforma la Rama Judicial

Maite Oronoz rechaza un proyecto que reforma la Rama Judicial

La jueza del Supremo, Maite Oronoz Rodríguez,  sostiene que el proyecto 775 puede generar inestabilidad jurídica en caso de que sea aprobado por ambas cámaras. (horizontal-x3)

La jueza del Supremo, Maite Oronoz Rodríguez, sostiene que el proyecto 775 puede generar inestabilidad jurídica en caso de que sea aprobado por ambas cámaras. (GFR Media)

“No es un proyecto bueno para Puerto Rico”. Con esa frase directa, la jueza del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Maite Oronoz Rodríguez, criticó un proyecto presentado por el senador Thomas Rivera Schatz en las últimas horas que cambia las reglas de juego en la Rama Judicial.

En el penúltimo día para aprobar medidas, el Senado dio paso en la noche del sábado 9 de diciembre un proyecto que coloca en manos del pleno de los jueces del Tribunal Supremo una serie de determinaciones que en la actualidad recaen exclusivamente sobre la jueza presidenta.

Se trata del proyecto 775 que busca darle participación al pleno del Tribunal Supremo en el proceso de evaluación de jueces desde que el gobernador hace la nominación.

Aunque el texto reconoce que la jueza presidenta dirigirá la administración del Tribunal Supremo, tendrá la facultad de designar y asignar los jueces administradores, los jueces de Primera Instancia y los jueces del Tribunal de Apelaciones, el pleno del Supremo quedará facultado para modificar esas asignaciones “según surja la necesidad”.

La pieza aprobada por el Senado también le devuelve al Supremo la facultad conocida como certificación, es decir, la capacidad de tomar control inmediatamente de controversias que se dirimen en tribunales de menor jerarquía.

Al día siguiente de ser aprobado en el Senado, la jueza Oronoz emitió su comunicado rechazando el proyecto.

“De convertirse en ley, lejos de ayudar a agilizar procesos y servir mejor a quienes buscan justicia, resultará en mayores dilaciones, más burocracia, y principalmente, trastocará la operación de la Rama Judicial. Rama que hoy, más que nunca en nuestra historia, debe y tiene que quedar por encima de los vaivenes de la política”, dijo la funcionaria.

La jueza del Supremo sostiene que el proyecto 775 puede generar inestabilidad jurídica en caso de que sea aprobado por ambas cámaras.

Ahora, es turno de los representantes votar si están de acuerdo o no con el proyecto de Rivera Schatz.

Por su parte, el líder senatorial defendió la medida, al sostener que no le quita poderes a la jueza presidenta.

“El proyecto bajo ninguna circunstancia pretende privar a la jueza presidenta del (Tribunal Supremo) de sus facultades y eso lo establece la propia medida. Nuestra Constitución establece que el Tribunal Supremo adoptará la administración de los Tribunales y que el presidente dirigirá esa administración pero es el pleno quien da forma a ese cuerpo reglamentario para conducir esa rama de poder que conocemos como la rama judicial de Puerto Rico”, dijo Rivera Schatzquien instó a quienes no estén de acuerdo con su proyecto de ley a acudir a los tribunales.

En el comunicado en el que se dieron a conocer sus declaraciones, Rivera Schatz señaló: "Con esto reformamos la Rama Judicial y ampliamos el proceso de participación no tan sólo desde la perspectiva de los jueces sino de la ciudadanía”.

El portavoz del Partido Popular (PPD), Eduardo Bhatia, había señalado que el contenido del proyecto era “un ataque a la jueza presidenta”, que fue nombrada en el cargo por el exgobernador popular Alejandro García Padilla hace casi dos años, en febrero de 2016.

Se quiere “cambiar la tradición de lo que es el liderato de la jueza presidenta sin vistas públicas, sin traer abogados, sin traer escuelas de derecho”, se quejó ayer Bhatia.

Según Oronoz, “la inestabilidad jurídica que crearía la aprobación de este proyecto, pondrá en entredicho la tradición democrática del país y, además, afectará la imagen de Puerto Rico como destino para hacer negocios”.

Para la magistrada, el proyecto es un ataque sobre la Rama Judicial y pidió prudencia y mesura.

El domingo fue el último día de aprobación de medidas en la Legislatura, aunque los cuerpos legislativos, que inician sus sesiones a las 11:00 a.m., tendrán cinco días adicionales para conferenciar (limar asperezas) sobre medidas que requieran afinar enmiendas.

“El país vive momentos muy difíciles que nos exigen particularmente a quienes ocupamos funciones públicas, prudencia y mesura en nuestras actuaciones. El momento requiere la búsqueda de estabilidad para el país y evitar trastocar nuestras instituciones más fundamentales. En este caso, toda una Rama de gobierno con profundas raíces no solo en nuestra Constitución, sino en la Constitución y las leyes de los Estados Unidos. Ambas Constituciones están cimentadas en la democracia, la independencia judicial y la separación de poderes”, concluyó Oronoz, quien confía en que “el proyecto no sea aprobado y, de serlo, no se convierta en ley”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar