En un hilo los cargos en caso muerte de joven en fourtrack

En un hilo los cargos en caso muerte de joven en fourtrack

Acusado (semisquare-x3)
Orlando Viera Díaz manejaba el vehículo “four track” en el que viajaba como pasajera Sheila Marie Márquez Villegas. (Tony Zayas)

Caguas.- Las acusaciones graves contra dos jóvenes por el accidente en el que resultó muerta Sheila Marie Márquez Villegas, quien iba como pasajera en un vehículo todoterreno, aunque siguen su curso en dos salas judiciales, penden de un hilo.

Hoy el juez superior, Jorge Díaz Reverón, del Tribunal de Primera Instancia de Caguas, le concedió hasta el 28 de este mes a la defensa del coacusado Lezuil Amador Cuadrado para que presente una moción de desestimación de los cargos que se le imputan. Contra éste pesan dos cargos a nivel de juicio, de destrucción de pruebas y obstrucción a la justicia, pues se alega que al ocurrir el accidente el 6 de abril de 2015, en la carretera PR-30, jurisdicción de Juncos, movió el vehículo de la escena de los hechos.

Su abogado, Guillermo Rodríguez, le pidió al juez Díaz Reverón que revierta el caso a vista preliminar, amparándose en que su cliente había renunciado a esa audiencia bajo el entendido de un preacuerdo con el Ministerio Público, con miras al pago de una multa.

Sin embargo, la fiscal Bethazaida Quiñones Rodríguez, quien atiende el caso junto con la fiscal Marienne Santini Hernández, le informó al juez que “había unas conversaciones”, pero no se finiquitaron a la luz de las instrucciones que les dio el Departamento de Justicia.

El abogado dijo entonces que sometería una moción de desestimación de los cargos y el juez le concedió 10 días, así como cinco días al Ministerio Público para que replique.

Díaz Reverón programó para el 19 de enero próximo una vista sobre el estado de los procedimientos del caso y señaló para el 8 de febrero el inicio del juicio.

Mientras, el caso contra el acusado principal, Orlando Viera Díaz, quien manejaba el vehículo “four track” en el que viajaba como pasajera Márquez Villegas, también está pendiente de juicio, pero la pasada semana el juez Daniel López González dijo en una vista que el “caso está vivo”, aunque por cargos en una modalidad menos grave.

Contra Viera Díaz no prosperó el cargo de homicidio negligente, pero se le determinó causa probable por guiar un vehículo todoterreno por la carretera PR-30. La Ley de Tránsito prohíbe que estos vehículos discurran por las carreteras del País. Encara una violación al artículo 10.16 (n), de la Ley 22, en la modalidad grave de la Ley de Tránsito, que conlleva una pena de tres años de cárcel.

Viera Díaz también enfrenta un delito menos grave por violación al artículo 7.01 de la Ley de Tránsito, que tipifica como conducta ilegal que una persona maneje un vehículo bajo los efectos de bebidas embriagantes.

El juez López González denegó una moción de desestimación de los cargos que presentó el abogado Carlos “Vicky” Morell Borrero al amparo de la regla “P”, de que no se probaron los elementos del delito. El juez sostuvo que el agravante de la muerte ya fue adjudicado.

La Fiscalía, sin embargo, alega que el acusado, utilizando un todoterrenoen una vía de rodaje, ocasionó la muerte de Márquez Villegas.

En la modalidad menos grave, la infracción al artículo 10.6, la pena se reduce a una multa de $50.00.

Este caso está pendiente de juicio el 13 de enero próximo.

Durante las argumentaciones en la vista preliminar en alzada contra Viera Díaz, la fiscal Quiñones Rodríguez afirmó que el acusado actuó de forma negligente al guiar un vehículo todoterreno por una vía pública a exceso de velocidad y bajo los efectos del alcohol.

La defensa, por su parte, argumenta que "no se hizo prueba de embriaguez, ni de sangre" y que el acusado le brindó los primeros auxilios a Márquez Villegas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.