A juicio por arrollar ciclistas en Loíza

A juicio por arrollar ciclistas en Loíza

Pizarro Marrero (vertical-x1)
Pizarro Marrero enfrenta dos cargos menos grave de daño corporal a dos ciclistas, dos violaciones a la Carta de Derechos del Ciclista, un cargo por guiar ebria, un cargo por causar el accidente y otro por guiar sin licencia.

La mesera Vanessa Pizarro Marrero enfrentará juicio por arrollar al ciclista José Marcel Rodríguez la mañana del 19 de noviembre pasado en Loíza, luego de que la tarde jueves renunció a la celebración de la vista preliminar.

Esta renuncia ocurrió después de que los abogados defensores Wilfredo Díaz Narváez y Víctor Ramos Rodríguez se reunieran con los fiscales Alexis Carlo Ríos y Vanessa Román Delgado en lo que aparentaba ser una conversación dirigida a una transacción.

Pese al diálogo entre la defensa y el Ministerio Público y otra larga conversación entre la imputada y sus abogados, no se alcanzó una transacción.

Así las cosas, el licenciado Ramos Rodríguez informó a la jueza Yazdel Ramos Colón, del Tribunal de Carolina, que la mujer de 40 años renunciaba a la vista preliminar, decisión que ocurrió en medio del testimonio del ciclista Rafael Negrón.

Ramos Rodríguez explicó que como parte de la renuncia el Ministerio Público se había comprometido a entregar el descubrimiento de prueba con premura, acción que agilizaría el proceso de preparación de la defensa para la etapa de juicio.

La togada interrogó a la imputada y aceptó la renuncia a la vista preliminar por tratarse de "una renuncia libre y voluntaria".

Entonces encontró causa para juicio por un cargo de homicidio negligente por la muerte de Rodríguez, dos cargos graves de daño corporal contra dos de los cuatro ciclistas lesionados en el accidente ocurrido el pasado 19 de octubre y tres violaciones a la Carta de Derechos del Ciclista.

La jueza Ramos Colón fijó la fecha de la lectura de acusación para el 4 de febrero y el juicio para el 25 de febrero.

Indicó también que los cargos graves se consolidarían con los otros siete cargos menos grave que se encuentran en la etapa de juicio.

Pizarro Marrero enfrenta dos cargos menos grave de daño corporal a dos ciclistas, dos violaciones a la Carta de Derechos del Ciclista, un cargo por guiar ebria, un cargo por causar el accidente y otro por guiar sin licencia.

Por todos los 13 delitos que encara, la mujer se expone a una pena de 15 años de cárcel.

Fuera de sala el padre de la víctima, expresó que la acción de la imputada alivia la dureza del proceso

"Por lo menos esto acelera el procedimiento y reduce toda la exposición de todas las partes a lo penoso que es el procedimiento", apuntó José Rodríguez.

El fiscal Carlo Ríos afirmó que la renuncia respondía a una decisión de la defensa y afirmó que el caso es "sólido" para el Ministerio Público.

"No podría comentar sobre eso", sobre la posibilidad de una negociación.

Pero rechazó que las partes hubieran estado hablando sobre un preacuerdo.

El licenciado Díaz Narváez, por su parte, aclaró que el descubrimiento de prueba se entregará antes de la vista de lectura de acusación.

"Eso es importante en la medida que puede recurrir al peritaje y ciertamente aquí no estamoshaciendo ninguna aceptación de responsabilidad, existe la presunción de inocencia. El hecho de que se nos entregue todo el descubrimiento de prueba ayuda para una preparación adecuada y diligente de la defensa", afirmó el abogado.

"Ciertamente existe un diálogo entre el Ministerio Público y la defensa. El diálogo es el compromiso de entregarnos el descubrimiento de prueba. No se ha hablado aquí, ni se ha auscultado ningún tipo de oferta de alegación preacordada", agregó.

Pero dijo estar abierto a la posibilidad de llegar a un acuerdo para disponer del caso.

Según la investigación, Pizarro Marrero conducía una guagua marca Honda Fit modelo, del año 2010 por la PR-187 en Loíza. A eso de las 6:59 a.m. del 19 de noviembre tomó una curva a exceso de velocidad y como el pavimento estaba mojado, perdió el control del volante y chocó un poste del alumbrado eléctrico.

Tras ese impacto, el vehículo atropelló a ciclistas, provocándole la muerte en el acto al ingeniero de computadoras José Marcel Rivera, de 30 años.

En el accidente resultaron heridos los ciclistas Esteban Iturbe Sterling, de 34 años, Efraín Díaz Robles, de 30, Rafael Negrón, de 34 años y Carlos Rovira Hernández, de 36 años.

La conductora fue sometida a la prueba de aliento en la cual arrojó 0.18% centésimas de alcohol en su organismo, según la Policía. El límite permitido por la Ley de Tránsito para manejar un vehículo de motor es de 0.08%.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.