Mecánico demanda a la Policía

Mecánico demanda a la Policía


 (horizontal-x3)

(GFR Media)

Eddie Ferrer Soto sometió una demanda a nivel federal contra el gobierno estatal, la Policía de Puerto Rico y al agente Luis F. Pérez González por falso arresto, abuso de poder y violaciones constitucionales por hechos ocurridos entre 2012 y 2013.

El mecánico y su esposa, Juana Cordero Cordero, solicitan una indemnización de $3 millones.

Ferrer Soto alega en la demanda que el 20 de septiembre de 2012, transitaba por la carretera PR 417, cuando se suscitó un accidente automovilístico contra un motociclista identificado como Jonathan Feliciano Pagán.

El agente Pérez fue quien llegó a la escena, aunque no estaba adscrito a la División de Tránsito. En la demanda se indica que el demandante notó que había un "comportamiento amistoso" entre el agente y Feliciano, y que cuando llegó otro oficial a la escena, Pérez le dijo que el culpable del accidente era Pérez, cuando ni siquiera había escuchado su versión de los hechos.

Ferrer fue citado por fiscales de Aguadilla a través del agente en agosto de 2013. Tras esperar varias horas, el agente le informó que ni el fiscal ni la secretaria estaban presentes, que podía irse. Le dijo a Ferrer que si radicaba un caso, le informaría personalmente a su hogar o a través de su hermano, quien fue oficial de la Policía y Pérez lo conocía. Ferrer estuvo de acuerdo y se fue.

En algún momento entre agosto y septiembre de 2013, Pérez llamó al teléfono celular de Ferrer y le dijo que Feliciano tenía "necesidades", que lo llamara. A Ferrer le pareció extraño, pero lo llamó y le dijo que necesitaba al menos $1,000.

El 12 de septiembre de 2013, Pérez radicó un caso en el Tribunal de Aguadilla y encontraron causa para arresto en ausencia contra Ferrer por violación al artículo 110 del Código Penal y 5.07 de la Ley de Tránsito. Esto fue ocho días antes de que expirara el término para radicar los cargos menos graves.

"Aun cuando el agente investigador Pérez sabía la dirección física y el teléfono del demandante, radicó el caso sin la presencia de Ferrer. Aun cuando en agosto de 2013, el oficial investigador lo citó para ir a la fiscalía y fue. Ferrer siempre ha estado disponible para el proceso. El agente dijo a la corte que el demandante estaba de viaje fuera de Puerto Rico, cuando Ferrer no ha salido de la Isla en 32 años", lee la demanda radicada por el abogado Miguel A. Pérez Robles, que también incluye al superintendente José Caldero López y al secretario de Justicia César Miranda entre los demandados.

El 14 de agosto de 2014, Ferrer fue encontrado no culpable por la violación del Código Penal y culpable por la violación a la Ley de Tránsito, por lo que se le impuso una multa de $750.

En octubre de 2014, Ferrer sometió una querella administrativa contra Pérez. El 27 de enero de 2015, se determinó que se le daría una "orientación" al agente. El 18 de febrero pasado, el demandante apeló, solicitando una sanción más severa.

En la demanda -que está ante la consideración de la jueza federal Carmen C. Cerezo- se alega que Ferrer se vio forzado a cerrar su negocio de mecánica en noviembre de 2014. Esto dado a que, a raíz del proceso, clientes dejaron de contratar sus servicios y algunos hasta mandaron a sacar sus carros en grúa de su negocio. En febrero pasado, Ferrer alega que su médico le indicó que su salud física y mental se ha visto afectada a raíz de esta situación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar