Los costos del ‘apagón’ de una corporación quebrada

Los costos del ‘apagón’ de una corporación quebrada

Jaime Torres Torres
Especial para Presencia

Planta Aguirre donde se inició un siniestro que repercutió en un apagón general en Puerto Rico. (Foto/Twitter)

Planta Aguirre donde se inició un siniestro que repercutió en un apagón general en Puerto Rico. (Foto/Twitter)

Tras el apagón del miércoles pasado, que dejó a oscuras al País, miles de puertorriqueños se las ingenian para adquirir generadores e instalar placas fotovoltaicas para sobrellevar otro colapso en el servicio de energía eléctrica.

El pueblo ha perdido la confianza en la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Si se considera que el País estuvo paralizado por 2.5 días y el estimado del Producto Interno Bruto (PIB) fluctúa entre $327 y $350 millones diarios, el impacto del apagón a la economía se ha estimado preliminarmente en alrededor de $850 millones, según el doctor en economía y catedrático del Recinto de Humacao de la Universidad de Puerto Rico, Luis Rafael Rodríguez.

“Puede ser más o menos esa cantidad […] Los dirigentes de la AEE deben entender que esto se puede amainar con mantenimiento. Se debe evitar esta situación en el futuro porque, como País, hemos parecido uno tercermundista”, dijo al añadir que el impacto a la economía es insospechado porque, aparte de la criminalidad, la bancarrota, los escándalos de corrupción y la epidemia del zika, el apagón proyecta una imagen crítica de Puerto Rico al mundo.

Los costos del colapso, coincidió el presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER), Ángel Figueroa Jaramillo, son la desconfianza de la opinión pública hacia el presidente de la AEE, Javier Quintana, la Junta de Gobierno de la corporación y la oficial de reestructuración Lisa Donahue, que en poco más de un año se ha embolsillado alrededor de $40 millones. Otros costos serán los gastos multimillonarios que acarreará rehabilitar la central de Aguirre en Salinas y otras dependencias, el riesgo a la seguridad de los obreros y la derrota del Partido Popular el 8 de noviembre, a pesar de que el candidato y presidente de la colectividad, David Bernier, anunció que cancelaría el contrato de Donahue y otras voces, como la del representante popular Luis Vega Ramos aseguraron a este periodista que el deterioro se remonta al cuatrienio pasado durante la presidente de Miguel Cordero, en la administración de Luis Fortuño.

Por su parte, el candidato independiente a la gobernación, Manuel Cidre opinó que el pueblo “le pasará factura” al PPD. “La AEE está obsoleta; opera con un sistema arcaico. Es muy difícil que vuelva a ser lo que fue. El costo mayor es el mensaje que se envía al mundo; es el golpe al bolsillo; son los contratos de funcionarios incompetentes del PPD y el PNP; es el enfoque en la parte financiera y no en la operacional y el costo de lo publicado por El País y el Wall Street Journal que revelan el sistema arcaico que tiene Puerto Rico”.

Al cierre de esta edición, el presidente del PNP y candidato a la gobernación, Ricardo Rosselló dijo a Presencia que el apagón “no debe utilizarse para adelantar agendas políticas”.

Print Friendly

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.