Le meten caliente a ICHI de Toa alta en el condado sigue la guerra de los Pampers

Le meten caliente a ICHI de Toa alta en el condado sigue la guerra de los Pampers

Las autoridades investigan como un «asesinato por acecho» el incidente registrado en la madrugada de hoy, lunes, en el Condado, donde balearon a un puertorriqueño residente en Estados Unidos que había sido acusado por asesinato en el 2013.

En el ataque a tiros, reportado en el estacionamiento de una farmacia en el Condado, también resultó herida su pareja, una joven de 26 años.

El inspector Julio Marcano, subdirector del Cuerpo de Investigación Criminal (CIC) de San Juan, indicó a este diario que después de las primeras horas de pesquisa entienden que al hombre lo estaban buscando para asesinarlo. Identificó a la víctima del crimen como Richard «Ichi»  McDonald Díaz, de 32 años y natural del área de Toa Alta, pero que residía en el estado de Florida.

«Por lo que ha arrojado la investigación, entendemos que es un crimen por acecho», sostuvo Marcano. «(McDonald «Ichi» Díaz) vino de Florida a Puerto Rico alegadamente para asistir al funeral de su abuelita que fue enterrada ayer».

«Se estaban quedando en un hotel del Condado. A eso de la 1:00 de la madrugada fueron a la farmacia, supuestamente a comprar navajas de afeitar, y cuando se fue a montar en el carro, se le acercó alguien enmascarado y le hace los disparos», agregó.

1444365230-1

McDonald Díaz murió en el acto, mientras que la mujer fue transportada al Centro Médico de Río Piedras en condición estable. El inspector dijo que recibió heridas de bala en una mano y en el abdomen.

Asimismo, Marcado señaló que ahora los investigadores buscan si había cámaras de seguridad en funciones que captaran lo sucedido en el estacionamiento de la farmacia Walgreens, ubicada en la intersección de la avenida Ashford con la calle Condado.

Parte de las razones que llevaron a considerar el crimen por acecho es el hecho de que «Ichi» McDonald Díaz había sido acusado por participar supuestamente en un doble asesinato que se registró el 13 de abril de 2013, en la urbanización Monte Claro de Toa Alta.

En la balacera murieron Ángel Marrero Pacheco y Raúl «Angie» Rivera Rivera. También resultó herida una niña de 12 años, hija de Marrero Pacheco.

Junto a un alegado compinche, McDonald Díaz fue acusado en ausencia por asesinato en primer grado y violación a la Ley de Armas, en una orden de arresto expedida por la jueza Yesenia Morales del Tribunal de Bayamón, explicó Marcano. Diez días después se entregaron.

«Vemos que el caso tuvo una disposición final. Lo que estamos tratando de averiguar es porque estaba en la libre comunidad. Como se le vincula a otra persona, no sabemos si cooperó o pasó algo con el caso que ahora estaba libre», afirmó Marcano.

Una consulta de casos realizada en la página cibernética de la Oficina de la Administración de los Tribunales arrojó que en el 2014 el hombre fue sentenciado por varios casos de Ley de Armas. También se registra en su récord cargos por desacato, delito contra bienes y leyes especiales, en los que fue sentenciado o resuelto por resolución.

El agente John Daniel Barrera Huertas, adscrito al Cuerpo de Investigación Criminal de San Juan, y la fiscal Adriana Albornoz investigaron la escena del asesinato en el Condado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.