La Policía niega incidente con armas de fuego en escuela de Cabo Rojo

La Policía niega incidente con armas de fuego en escuela de Cabo Rojo

La Policía descartó el incidente tras una serie de entrevistas (horizontal-x3)

La Policía descartó el incidente tras una serie de entrevistas. (GFR Media)

La Policía negó hoy un incidente con detonaciones de armas de fuego en la escuela superior Inés Mendoza, en Cabo Rojo.

Según el reporte de las autoridades, dos llamadas al Sistema de Emergencias 9-1-1 alertaron esta tarde sobre una supuesta pelea en proceso y una “situación sospechosa” en el plantel.

Sin embargo, tras la realización de una serie de entrevistas, la Uniformada descartó que hubiera ocurrido un incidente con detonaciones dentro de la escuela.

“Todo se encontraba en completo orden”, reza el parte de prensa.

La Policía también informó que a raíz de la pelea que se suscitó se radicó la querella correspondiente.

Los agentes Saúl Padilla y Luis Torres, del distrito policiaco de Cabo Rojo, estuvieron a cargo de la investigación.

El Departamento de Educación también negó a través de su página de Facebook que en la escuela se hubiera desatado un incidente de con armas de fuego.

“Es falso que durante el día de hoy hayan ocurrido detonaciones dentro del plantel escolar. Todos los estudiantes están en perfecto estado de salud. La policía se encuentra en el plantel concluyendo la investigación”, lee el mensaje colgado por la agencia en la red social.

Una fuente narró a tacticalresolution.com, bajo anonimato, los momentos de tensión que se vivieron esta tarde en el plantel, producto de una "crisis de seguridad" que hay en la escuela.

La fuente confirmó que las detonaciones no se desarrollaron dentro de la escuela, pero sí en el parque que ubica justamente al lado del plantel y al que se tiene acceso a través de una verja que está rota.

Según la fuente, un timbre que duró más de 50 segundos tras el sonido de las detonaciones alertó a la comunidad escolar de que algo estaba pasando.

“No puedo decir cuántos disparos fueron porque todo el mundo estaba llorando y gritando y entré en un ataque de pánico”, narró.

La fuente añadió que una maestra encerró a un grupo en una covacha, en la que guarda materiales para su clase, en lo que pasaba el momento de tensión.

“Se seguían escuchando las detonaciones y la gente tocando puerta para que los dejaron entrar a los salones en busca de refugio”, describió.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar