Culpables tres sujetos que mataron a golpes a joven en Bayamón

Culpables tres sujetos que mataron a golpes a joven en Bayamón

Emanuel Colón Rivera fue sentenciado a tres años de cárcel, Pedro Rosado Morales, quien fue la cabeza de la operación, y Christian Berríos Tirado fueron sentenciados a 16 años de prisión respectivamente.
El cuarto acusado, Jomar Marrero Pérez, fue ejecutado en diciembre pasado en la urbanización Santa Elena en Bayamón, según la información en poder de la Policía.

En el Tribunal de Bayamón, culminaron hoy los procedimientos legales que llevaron a tres hombres a declararse culpables por el asesinato de Luis Alberto Vázquez Matos, quien pagó con su vida el robo de una motora y su venta por $60 en un punto de venta de drogas.

El cuarto acusado, Jomar Marrero Pérez, fue ejecutado en diciembre pasado en la urbanización Santa Elena en Bayamón, según la información en poder de la Policía.

Los hechos de este caso se remontan al 25 de mayo de 2012, cuando Vázquez Matos fue sacado de una guagua pública frente a la alcaldía de Bayamón, y llevado en una guagua hasta un centro comercial abandonado en el área de la urbanización Santa Elena.

Allí fue amarrado, golpeado a puños, atacado con un bate de aluminio, con un pedazo de reja, palos de escoba y un aro de automóvil, relató el agente investigador del caso, Ramón Rosado.

Una persona que vio la golpiza mortal cooperó con las autoridades a pesar de ser amenazado de muerte y su testimonio llevó a que los tres imputados vivos se declararan culpables.

Estos son: Emanuel Colón Rivera, sentenciado a tres años de cárcel, Christian Berríos Tirado, sentenciado a 16 años en prisión y el presunto cerebro de la operación, Pedro Rosado Morales, sentenciado a 16 años de cárcel.

Colón Rivera era un talentoso baloncelista de la categoría Sub-21 y estudiante universitario. Según la prueba que desfiló, permaneció inmóvil mientras se consumaba la golpiza y al final se lanzó una goma encima del cadáver.

Según explicó el policía investigador, Rosado Morales le había prestado una motora tipo Vento a Vázquez Matos, de 32 años. Luego de varios días, Rosado Morales le pidió que le devolviera la motora y Vázquez Matos confesó que la vendió en un punto de drogas.

Berríos Tirado, dijo Rosado, vio el 25 de mayo a Vázquez Matos montarse en una guagua pública y llamó a Rosado Morales, quien le dijo que lo detuviera. Allí llegó todo el grupo y lo secuestraron.

Este medio habló con la fiscal Arleen Patiño para conocer el detalle de los acuerdos adoptados con los abogados, pero se negó a emitir declaraciones, refiriendo todas las preguntas al fiscal de distrito José Virella, quien al momento de la entrevista con este medio no tenía a la mano los arreglos que llegaron las partes.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.