Carolina celebra el natalicio de “la pintora del pueblo” Cecilia Orta Allende

Carolina celebra el natalicio de “la pintora del pueblo” Cecilia Orta Allende

CAROLINA – El Departamento de Desarrollo Turístico y Cultural conmemoró el 93 aniversario del natalicio de la destacada pintora carolinense Cecilia Orta Allende, mejor conocida como “la pintora del pueblo”, con la colocación de una ofrenda floral para recordar y honrar su memoria en la sala dedicada a la ilustre mujer de las artes plásticas, ubicada en la Galería de los Gigantes.

(Foto/suministrada)

(Foto/suministrada)

A este evento asistieron miembros de su familia, quienes recordaron su ingente aportación a la plástica universal. Una muestra de sus obras de arte se encuentra en exhibición permanente precisamente en la sala que lleva su nombre, de la Galería de los Gigantes, para el reconocimiento de las nuevas generaciones y el disfrute del público que la visita y quiere profundizar en su legado artístico.

Ese día, a partir de las seis de la tarde, tuvo lugar la presentación del libro de la Dra. Carmen Arcelay, catedrática de historia, titulado “La Dama del Oso Blanco”, basado en la vida y obra de otra mujer destacada de Puerto Rico: Doña Mercedes Otero de Ramos. Doña Mercedes, quien falleció en junio del 2012, se destacó como Secretaria de Corrección y dinámica legisladora, desde su escaño en el Senado de Puerto Rico.

“Es grato y justo recordar la herencia que nos han legado estas dos destacadas mujeres –cada una desde su enfoque personal y especialidad–, que hicieron muchísimo por Puerto Rico y nos han legado un bagaje histórico del que hoy disfrutamos”, comentó el Alcalde José Carlos Aponte al rememorar el valioso legado de estas dos compatriotas.

Cecilia Orta Allende inició sus estudios universitarios para el 1941. Comenzó en el Programa de Economía Doméstica de la Universidad de Puerto Rico y cuatro años más tarde obtuvo un Bachillerato en Ciencias, pero entre sus clases logró intercalar clases de pintura, su gran pasión. La calidad de su trabajo fue tal que el Departamento de Educación la contrató en 1949 para ofrecer clases de arte. En 1953 obtuvo una beca para estudiar en la Universidad Autónoma de México. Allí estudió con los grandes maestros del muralismo, entre ellos Diego Rivera, esposo de Frida Kahlo. En 1952 se casó con Ángel Rondón, estudiante de Ingeniería.

Una vez en Puerto Rico, en 1955, fundó una escuela rodante: la Academia de las Artes Plásticas de los Futuros Pintores de Puerto Rico. Este instrumento de trabajo le facilitó poder visitar varios pueblos y escuelas donde era invitada para llevar y transmitir sus conocimientos a los niños de forma gratuita. Una de sus frases preferidas fue:” El Arte es el mejor arma contra la delincuencia”.

Ya para la década de 1960, Cecilia Orta era reconocida como pintora y educadora. En el año 1961 expuso su primer mural en la plaza pública de Manatí. El mosaico, que mide 48 pies de largo y 10 de ancho, recoge distintos momentos en la vida del dirigente autonomista Luis Muñoz Rivera.

Para la década de los años 70 laboró en la dirección escolar del Municipio de Carolina y en el 1986 recibió un reconocimiento especial como Mujer del Año durante la Semana de la Mujer otorgado por el entonces alcalde José E. Aponte De La Torre. Su fallecimiento ocurrió el 27 de octubre de 2000.

Print Friendly

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.