Bandas anaranjadas podrías vincular asesinatos de Puerto Nuevo y Caguas

Bandas anaranjadas podrías vincular asesinatos de Puerto Nuevo y Caguas

Las víctimas de ambos crímenes portaban cintas similares al momento de su muerte (horizontal-x3)

Sicarios esperaron a que Jesús Manuel Rivera Cancel, de 21 años y conocido como “Yerba Mala”, saliera de un negocio y abrieron fuego contra él con armas de calibre .40 y .45.
Las autoridades analizan evidencia en busca de establecer una conexión entre el crimen de un joven frente a un pub en Puerto Nuevo y el asesinato de otro joven dentro de una guagua en la avenida Degetau, en Caguas.

De acuerdo a la información de inteligencia que han compartido los cuerpos de investigación criminal del área de Caguas y San Juan, las víctimas pudieran haber asistido a una misma actividad porque tenían en sus muñecas unas bandas anaranjadas, similares a las que se colocan a la entrada de eventos artísticos.

Al presente, los investigadores han descartado que hayan compartido en la actividad de reguetón que organizó el negocio Mama Juana, en Puerto Nuevo, porque la banda era de un color diferente.

El crimen del pub, se reportó este viernes a las 6:23 a.m. cuando sicarios esperaron a que Jesús Manuel Rivera Cancel, de 21 años y conocido como “Yerba Mala”, saliera del negocio y abrieron fuego contra él con armas de calibre .40 y .45.

Rivera Cancel fue identificado hoy en el Instituto de Ciencias Forenses (ICF). Se indicó que era residente de Toa Baja.

De su lado, el director del Cuerpo de Investigación Criminal de Caguas, el comandante Manuel de Jesús, indicó que este sábado se asignaron cuatro agentes para que evaluara la evidencia en poder del CIC de San Juan para intentar establecer o descartar el vínculo entre ambos casos y así redirigir la pesquisa.

El caso que investigó el personal del CIC de Caguas se reportó a las 6:25 a.m. en la avenida Degetau, frente a los condominios Parques de Boneville, donde según informes preliminares, los ocupantes de una guagua BMW blanca del año 2012, que eran perseguidos desde la carretera PR-156, fueron tiroteados por sicarios desde otra guagua.

La víctima fue identificada como Fernando G. Cotto Roque, de 18 años y vecino de la urbanización San José, de este municipio. A este se le ocupó una pistola calibre nueve milímetros. El joven no tenía expediente criminal. De Jesús indicó que se desconoce la procedencia de esta arma ilegal.

En la balacera resultaron heridos Alex Manuel Vega Cruz, de 23 años, y Verónica Lomelis Velázquez, de 33 años, quien es hija de un pastor a quien pertenecía la guagua, confirmó el comandante.

“El grupo está entrevistando a fondo a los heridos, verificar si fueron al negocio para ver si los casos guardan relación. El arma ocupada no es del mismo calibre de los casquillos ocupados en la escena de Mama Juana”, detalló de Jesús.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar