Arrestan a esposa de expolicía asesinado en Toa Alta y 2 personas mas

Arrestan a esposa de expolicía asesinado en Toa Alta y 2 personas mas

verónica sastre

TOA ALTA – Verónica Sastre, la compañera consensual del asesinado exagente de la Policía Ángel David Jiménez Rosa, una empleada del hogar de cuido que la víctima operaba y el esposo de esta, fueron arrestados como sospechosos de la muerte ocurrida en la madrugada de ayer para cobrar una póliza de vida.

Los agentes del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Bayamón, bajo el mando de su director el comandante Rafael Rosa Córdova, se encontraban al amanecer de hoy buscando al joven que se alega Verónica contrató para que matara a su marido, al que le darían $5 mil una vez se cobrara el seguro.

La empleada del cuido, que también fue arrestada, fue identificada como Marilyn Pagán.

Verónica estuvo bajo sospecha desde que ocurrieron los hechos y los agentes de la División de Homicidios la mantuvieron bajo custodia oyendo diversas versiones de cómo ocurrieron los hechos.

La mujer que también trabajaba en el negocio de cuido de ancianos de su marido “Mis angelitos”, en el barrio Pájaros, alegadamente planificó un supuesto robo domiciliario con la ayuda de una de sus compañeras de trabajo y el marido de ella, tras saber que ella era la beneficiaria de un seguro de vida que Jiménez Rosa había adquirido recientemente. Estos contactaron al gatillero en el barrio Espinosa y le facilitaron la entrada a la casa en la urbanización Monte Sol.

Por eso, en la vivienda no había nada forzado y el joven fue llevado a la habitación donde dormía Jiménez Rosa y le hizo seis traicioneros disparos en la espalda.

Jiménez Rosa, que tenía 42 años, llevaba años en altas y bajas con su pareja Verónica, de 32 años de edad, y fue por un caso de violencia de género que ella le radicó que fue separado de la Policía.

Otros agentes que fueron sus compañeros de trabajo aseguraron que era un hombre que no tenía problemas con nadie, que era afable y cariñosamente lo llamaban “Búfalo”. Los ancianos a los que cuidaba también lo querían mucho, según un miembro de la Fuerza que había sido su supervisor y quien llegó a visitarlo al hogar de cuido que operaba.

Al ocurrir el hecho, en otra de las habitaciones dormía un empleado del hogar de cuido.

Tras la balacera, Verónica y el inquilino pidieron ayuda. Dos paramédicos lo llevaron al Hospital Regional de Bayamón, donde fue declarado muerto.

El asesino se marchó en la guagua Dodge Caravan azul oscura propiedad de la víctima, la que poco tiempo después fue hallada ardiendo en llamas en el barrio Espinosa, en Dorado.

Las autoridades ocuparon las cintas de las cámaras que ubican en el control de acceso y en una de las secuencias se ve cuando sale la guagua propiedad de Jiménez Rosa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar